En 1980 se crea Ceramica Antiga, S.A., con la intención de dar respuesta a un hueco existente en el mercado del azulejo, el de la cerámica tradicional valenciana. De esta forma, empezaron la andadura de recuperar trepas y modelos antiguos de azulejo pintado a mano, cenefas y zocaladas.
La fase posterior fue la de crear unas series de azulejos pintados a manos con gran cantidad de cenefas y listelos en relieves, para decorar baños y cocinas, permitiendo según las distintas combinaciones de piezas que cada estancia sea única y donde el cliente vea reflejada su personalidad.

En definitiva, los azulejos de Cerámica Antiga, parten de la filosofía de crear un sistema de revestimiento cerámico que permita componer a través del color, la forma y el ritmo, un sinfín de melodías visuales.